El puré de aceitunas es perfecto para marinar carne

Tal vez sea porque me gusta un martini con mi bistec, pero las saladas, sabrosas y ligeramente afrutadas aceitunas siempre han parecido un compañero natural para un trozo de carne con mantequilla. Claro, podrías agregar una poca de tapenade ya que es muy fina y elegante, pero el uso de aceitunas en puré para marinar la carne es el siguiente nivel.

Básicamente hay que hacer un smoothie de aceitunas, luego lo untas por todo el trozo de carne. Puedes utilizar aceitunas verdes, negras, Kalamata, aceitunas en aceite o aceitunas niçoise. Las aceitunas rellenas de cosas, como el queso azul, el ajo o los jalapeños no solo son aceptables, sino recomendables. Las frutas curadas proporcionan a la carne un sabor salado, ligeramente afrutado, sin dominar a la carne; está en algún lugar entre el aceite de oliva y una aceituna real.

Para hacer un bistec marinado con oliva, necesitarás:

  • 1 bistec de tu elección (las mejores opciones serían Sirloin o cordero)
  • 1-2 tazas de aceitunas sin hueso, dependiendo del tamaño del filete
  • 1-2 ramitas de hierbas frescas favoritas (opcional)

Procedimiento:

Coloca las aceitunas y las hierbas en la licuadora y mezcle hasta que tenga un licuado de aceitunas poco atractivo. Tendrá un excelente olor, pero se verá terrible. No dejes que esto te detenga. Coloca tu bistec en una bolsa o un recipiente poco profundo y vierte el contenido de la licuadora sobre la carne.

Colócalo en tu congelador de 4 a 6 horas dependiendo de que tan grueso sea el corte de tu filete. Si tiene 1 pulgada o menos de grosor con 4 horas será suficiente. Después saca el bistec del congelador, limpia las aceitunas y cocínalo como sueles hacer realmente. Una buena recomendación sería en un sartén con un poco de mantequilla.

Fuente: Skillet