Crea un jardín de cuento de hadas con estas sencillas ideas

La idea del jardín de hadas es perfecta para aquellos que quieren agregar un toque de magia a su espacio al aire libre.

La idea del jardín de hadas es perfecta para aquellos que quieren agregar un toque de magia a su espacio al aire libre. No solo crean una atmósfera encantadora, sino que también brindan una oportunidad para que niños y adultos exploren su imaginación.

Últimamente, mucha gente ha estado hablando de jardines de cuento de hadas. Estos jardines suelen estar inspirados en los cuentos de hadas europeos y suelen presentar muchas flores y plantas que se pueden encontrar en los bosques y prados.

Lo primero que debe hacer es investigar qué tipo de plantas serían mejores para su jardín. En Europa, algunas opciones populares incluyen rosas, lavanda, tomillo y brezo. Sin embargo, si desea crear una sensación más exótica para su jardín, puede considerar agregar plantas como cactus o palmeras que son nativas de otras partes del mundo.

Lo segundo que debes hacer es elegir el tipo de flores que habrá en tu jardín. Puede ir con todas las flores o simplemente elegir un tipo como rosas.

Crea un camino de cuento de hadas en el jardín

Un camino en el jardín se puede diseñar de muchas maneras diferentes: se puede hacer con piedras, grava o incluso ladrillos. También puedes crear un camino usando escalones o hacer uno de madera y luego pintarlo con los colores que más te gusten.

Columpio de árbol de bricolaje

Un columpio de árbol de bricolaje que los niños pueden instalar ellos mismos. Está hecho de materiales duraderos y tiene un diseño simple. Es fácil de instalar y las instrucciones son fáciles de seguir. La idea es crear un columpio de árbol que los niños pudieran instalar sin la supervisión de un adulto, pero que aún fuera seguro para ellos.

Claro que un columpio más elaborado podría servir para estupendas sesiones fotográficas.

Utiliza piedras para hacer un camino

Un jardín puede ser un lugar muy relajante para que la gente camine. Para aquellos que no son lo suficientemente creativos como para hacer su propio jardín, existe una alternativa: las piedras.

Las piedras se pueden usar como decoración y hacer un camino. Son una gran adición a cualquier jardín porque son naturales y no requieren ningún trabajo por parte del jardinero.